Diamante natural vs Diamante hecho en laboratorio

Diamante natural vs Diamante hecho en laboratorio

Existen pocos objetos que provocan tanta fascinación en las personas, y el Diamante es sin duda uno de estos. Desde su coronación como la madre de las joyas en 1947, tras una impecable campaña de marketing. El Diamante ha sido una parte importante de los Anillos de Compromiso, imponiéndose por encima de otras piedras.

¿Es igual un Diamante hecho en laboratorio?

Estos Diamantes, mantienen las propiedades ópticas, físicas y químicas a precios mucho más bajos, de modo que son más accesibles. Asimismo, estéticamente son idénticos a los naturales. Es que estos Diamantes sintéticos pueden llegar a costar el 30% a 40% menos que los Diamantes cosechados.

La producción de estos Diamantes no es reciente pues desde 1954 se empezó la fabricación, pero por su uso industrial como polvo de Diamante. En el 2012, está tecnología fue utilizada en la fabricación de estos Diamantes en joyas y Anillos de Compromiso. De modo que empezó la rivalidad con los naturales. Si bien, en esa época estos Diamantes sintéticos representaban el 1% de los Diamantes del mercado, se estima que para el 2020 la cifra aumente a un 7,5%.

En contraparte, es importante recalcar que la venta de Diamantes sintéticos mantiene precios bajos, de modo que con el aumento de la tecnología y facilidades en el proceso de fabricación. Este podría llegar a costar casi lo mismo que la circonita evitando una diferenciación entre los dos productos y automáticamente acabando la competencia. Esta situación se asemejaría a la fabricación de análogos de rubíes, esmeraldas y zafiros.

Adicionalmente, la producción de estos Diamantes sintéticos, es una forma para las marcas de llegar a un mayor porcentaje de personas por ser una opción más rentable y mantener una similitud con los Diamantes naturales. Un ejemplo de esto es el Pepsi Engagement Ring. Un Anillo de Compromiso propuesto por la marca Pepsi para sumarse a la celebración de San Valentín. El anillo, resulta de la combinación de un Diamante cultivado en un laboratorio y el denominado, Crystal Pepsi. La campaña publicitaria, consiste en compartir vía Twitter las ideas de pedida de mano, siendo el ganador del Anillo de Compromiso quien presente la idea más extraña y creativa.

Conclusión

Asimismo, existen compañías que apuestan por la coexistencia entre lo natural y lo sintético generando opciones de diseños. En MAYA ZELA sabemos la diferencia que hay entre un diamante sintético y uno natural y lo que hace valioso a tu Anillo de Compromiso, es el diseño y la belleza de la gema que te ayudamos a elegir, asi mismo preferimos darle la opción de un diamante de mejor calidad que uno mas grande donde la belleza de la piedra se lusca en todo tipo de luz. En MAYA ZELA nuestra clientela es orientada para entender la calidad y belleza del diamante que elijas para tu novia y que representa el amor perfecto y especial de la pareja. Para esto, nos reinventamos continuamente y así poder encontrarnos al día con las tendencias, de modo que podamos ayudarte a encontrar ese toque creativo y especial que haga de tu Anillo de Compromiso sea único e inigualable.

 

 

WhatsApp chat